Aceptar

Uso de cookies
ARAG SE, Sucursal en España
utiliza cookies para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web, captar datos estadísticos,  mejorar nuestros servicios y  analizar sus datos de navegación.
Si usted continúa visitando nuestro sitio web, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies.  Para más información sobre nuestra Política de Cookies clique aquí.



Carmen se encontró su coche destrozado. Lo había dejado aparcado en la calle y no sabía qué había pasado. Encontró una nota con un número de matrícula, marca y modelo de un coche y, el número de grúa municipal. No sabía qué hacer y por eso decidió llamar a ARAG.
Carmen llamó a ARAG y explicó lo poco que sabía y les facilitó los datos de la nota. ARAG localizó el coche responsable de los destrozos, pero no tenía seguro. Por este motivo se presentó una reclamación ante el consorcio de compensación de seguros. En el consorcio revisaron la documentación aportada por ARAG y manifestaron que sin testigos la reclamación no era viable. Ante esta situación ARAG se puso en contacto con la grúa municipal por si uno de sus conductores había visto lo sucedido y había dejado la nota. Tras varias gestiones identificaron al conductor que buscaban y le tomaron declaración. En paralelo se encargó un informe pericial para valorar los daños en el coche de Carmen. El resultado del informe era que el coche era siniestro total. Al poco tiempo, Carmen recibió una citación para ir a declarar al juzgado, en calidad de perjudicada. Como la situación era confusa se puso en contacto con ARAG que designó a un abogado para que la acompañara a declarar. En el juzgado se enteraron de que el conductor que había destrozado el coche de Carmen había dañado más coches mientras conducía bajo los efectos del alcohol.
ARAG volvió a presentar la reclamación al consorcio, incluyendo, además del informe pericial y la declaración del conductor de la grúa, una copia de la sentencia que condenaba al conductor causante de los daños. El consorcio accedió a pagar a Carmen la reparación de su coche, sin tener en cuenta el valor venal del mismo.
Contar con un seguro de ARAG Conductores puede llegar a proteger y defender tus derechos, aún en los casos en los que sea difícil probar quién es el causante de los daños. Consiguiendo una indemnización justa para reparar el vehículo de Carmen, quien había dejado su coche bien aparcado en la calle.
¿Eres cliente de ARAG?

Si eres cliente de ARAG y necesitas más información recuerda que puedes hablar con uno de nuestros abogados llamando al 902 10 15 33. 
¿No eres cliente de ARAG?
Si no eres cliente de ARAG también puedes hablar con un abogado ARAG. Llama al 807 517 507 y uno de nuestros expertos resolverá tus dudas. 
Coste de la llamada de 1.37€ desde un teléfono fijo el 1er minuto y 1,16€ el resto. Desde un móvil coste de la llamada de 1,48€ el 1er minuto y 1,22 €/minuto el resto.
¿Deseas más información?

Si quieres información acerca de nuestros seguros y servicios o información sobre como te podemos ayudar a defender tus derechos llámanos al 902 10 20 89 o déjanos tus datos aquí y uno de nuestros asesores comerciales te llamará.
Compártelo:



Comentarios

No hay comentarios para esta publicación. Sé el primero en comentar...

Dejar un comentario


Bienvenido al blog de ARAG, un espacio que te acerca el Mundo Legal, para ayudarte a entender mejor las leyes y tus derechos como ciudadano
Síguenos
Síguenos en Facebook   Síguenos en Twitter   Síguenos en Linkedin   Síguenos en PInterest   Síguenos en Youtube
 Búsqueda
 Contacto
Envíanos un mail a:
comunicacion@arag.es
Suscríbete