Es importante saber que, cuando adquirimos artículos de segunda mano, como compradores debemos pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en el alquiler de viviendas

Cuando alquilamos una vivienda hay que tener en cuenta que se debe liquidar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y que el obligado a ello es el inquilino. No obstante, se pueden utilizar efectos timbrados (plantillas que emite el Estado y que se puede adquirir en el estanco) para sustituir el pago en metálico.

El propietario responde de forma subsidiaria frente a la Administración Tributaria si ha percibido la primera renta y no ha exigido al inquilino justificante de haber liquidado el impuesto.

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en la compraventa en Internet

Cada vez más nos estamos acostumbrando a vender o a comprar artículos de segunda mano en páginas web o aplicaciones móvil en portales de Internet como Wallapop, E-Bay o Vibbo.com.

Es importante tener en cuenta que es el comprador el que está obligado a liquidar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales también por este tipo de transacciones.

Este impuesto se aplica sobre el precio de compraventa y es generalmente del 4%, aunque este porcentaje puede variar en función de cada Comunidad Autónoma.

El pago del impuesto se realiza presentando el modelo de autoliquidación en la oficina de la Comunidad Autónoma correspondiente y el plazo general es 30 días hábiles desde la realización del contrato.

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en la compraventa de coches

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales también deberá pagarse en la compraventa de un vehículo entre particulares. El porcentaje a pagar, como en los casos anteriores, también lo marcará cada Comunidad Autónoma.

También te puede interesar: