Ir al contenido Ir al buscador Ir a la página de contacto Ir al mapa web
ARAG utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, sin modificar la configuración, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra Política de Cookies clique aquí

Política de Calidad

 

Nuestra Política de la Calidad en ARAG se basa en brindar a nuestros clientes, tanto internos como externos, productos y servicios que cumplan satisfactoriamente las necesidades planteadas, así como los requisitos legales y reglamentarios que sean de aplicación y aquellos que suscriba con terceras partes, a través de un Sistema de Gestión de la Calidad con una mejora continua en la eficacia del mismo.

ARAG, siendo la segunda aseguradora de defensa jurídica del mundo, tiene la obligación de ser pionera en su ámbito de actuación: los Seguros de Defensa Jurídica. Lo cual se refleja en la misión de la compañía y los conceptos esenciales (ARAG Essentials) de la organización.

Para esto, es necesario precisar cuál es el enfoque y acciones previstos, desde la Dirección de la Compañía, para lograr el nivel de calidad deseado. Esto se recoge en dos conceptos:

Calidad percibida: ARAG como compañía líder en su segmento dentro del sector Asegurador debe mantener unos estándares de satisfacción en el cliente intermedio (mediador/cedente) y el cliente final (asegurado), lo más elevados posibles
Es por ello que nuestros objetivos de calidad se establecen, en la medida de lo posible, en la franja alta de los estándares de mercado

Calidad operativa: ARAG como compañía multinacional dentro de un sector regulado como es el asegurador debe tener procedimientos operativos perfectamente definidos, orientados permanentemente al cliente y sometidos a constante revisión. Por lo tanto, entenderemos el concepto de trabajo en calidad como aquel que está perfectamente alineado con los procedimientos documentados y establecidos y donde no se producen disconformidades en los indicadores de calidad respecto a los objetivos definidos.

La calidad es fruto del compromiso de todos los empleados de la Compañía, cuya actitud de permanente ambición respecto a los estándares de calidad en el trabajo, se traduce indefectiblemente en una mejora continua y una mayor competitividad.