ARAG utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, sin modificar la configuración, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra Política de Cookies clique aquí
902 10 82 30 o si lo prefieres te
llamamos nosotros

En ARAG hemos recibido consultas de padres preocupados por las consecuencias del fenómeno Pokémon Go, que es divertido pero puede conllevar algunos riesgos.

Es por esta razón que en ARAG hemos preparado a nuestros asesores informáticos y legales que, además de atender las consultas avanzadas, están formando a otros agentes para ofrecer una atención excelente, por ejemplo para los usuarios de nuestro servicio “Protección Digital para Niños”.

En este artículo os explicamos en qué consiste el juego, los riesgos que entraña y las infracciones y sanciones que puede conllevar.

 

¿En qué consiste el juego?

 

Pokémon Go es un videojuego que consiste en localizar personajes imaginarios que deben capturarse a través de la pantalla del dispositivo móvil en el mundo real.

 

Posibles riesgos

 

El comportamiento social que ha generado este revolucionario videojuego, al que día a día se están sumando más adeptos, puede provocar, no sólo riesgos físicos (como tropiezos o accidentes por encontrarse absorto en la caza de Pokémons virtuales), sino que también puede acarrear problemas legales que el jugador probablemente desconozca y, por lo tanto, debería estar informado y prevenido para no llevarse sorpresas desagradables.

No nos olvidemos que estos personajes de ficción pueden aparecer en cualquier lugar, según nuestro geoposicionamiento, y que se está jugando en un entorno completamente real.

 

Dificultades en la reclamación

Existen dificultades para reclamar por posibles lesiones o daños materiales, por ejemplo como consecuencia de una caída por el mal estado de la calle o por ser víctima de un atropello, si queda demostrado que el accidente se podría haber evitado porqué el perjudicado se encontraba pendiente de la pantalla de su móvil sin tener en cuenta las señalizaciones del tráfico u obstáculos.

Citaremos algunos de los incumplimientos legales a los que podemos incurrir si no somos cautelosos y nos dejamos llevar por una caza incontrolada de Pokémons.

4 infracciones o delitos a evitar

 

1. Infracción administrativa por conducir utilizando manualmente nuestro dispositivo de telefonía móvil
­
La comisión de esta infracción puede llevar aparejada una sanción económica de 200 euros y la pérdida de 3 puntos del carnet de conducir. Si la distracción por la manipulación del teléfono móvil pudiera causar un accidente de la circulación, podría ser incluso calificado en algunos casos como delito.

EJEMPLO

Nos podríamos encontrar ante esta infracción administrativa cuando conduciendo nuestro coche, inmortalizamos el momento “caza Pokémon”, fotografiándolo con nuestro teléfono móvil.

2. Delito de allanamiento de morada

La comisión por entrar en una casa ajena sin el consentimiento de su propietario puede ser castigada con la pena de prisión de 6 meses a 2 años y, si para entrar en dicha propiedad se utilizara violencia o intimidación, la pena podrá elevarse a prisión de 1 año a 4 años y multa de 6 a 12 meses.

EJEMPLO

Podríamos ser castigados por cometer este delito si entramos en el jardín de un vecino para la caza de un Pokémon, sin ser invitados para acceder a dicha propiedad privada.

3. Delito contra la intimidad y el derecho a la propia imagen

Si difundimos, revelamos o cedemos imágenes sin la autorización de la persona afectada, captadas en el ámbito privado y aunque estas hubieran sido obtenidas incluso con el consentimiento de la persona en cuestión, la comisión puede ser castigada con penas de prisión y multas económicas que se graduarán según el ilícito penal cometido, teniendo en cuenta, por ejemplo, si ha habido consentimiento o no de la persona que aparece en la imagen publicada, si se trata de un menor de edad o una persona discapacitada, así como si se menoscaba la dignidad de la persona que aparece en la imagen publicada, entre otros supuestos del delito que podrían agravar o atenuar la condena a aplicar por un juez.

4. Delito por entrar en el domicilio de una persona jurídica pública o privada sin la autorización de su titular o entrar en un establecimiento abierto al público fuera del horario de apertura

De cometer el primer delito referenciado, podremos ser castigados con la pena de prisión de 6 meses a 1 año y multa de 6 a 10 meses, y de cometer el segundo de los delitos referenciados en este apartado, podríamos ser castigados con una multa de 1 a 3 meses. Además, la pena de prisión podrá elevarse de 6 meses a 3 años, si para entrar en estas propiedades se emplea violencia o intimidación.

EJEMPLO

Podríamos ser sancionados por cometer este delito si se entra en una Embajada u Oficina Consular para la caza de un Pokémon, fuera del horario de apertura al público.

  • ¡Esperamos que disfrutéis del juego y cacéis muchos Pokémons, siempre siendo responsables y precavidos!

También te puede interesar:

Edad mínima para tener RRSS

¿Tienes en cuenta que para estar en redes sociales existe una edad mínima? ¡Te lo contamos en este artículo!

Protección Digital para Niños

Protección Digital para niños es el software más completo para que tus hijos naveguen seguros.