ARAG utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, sin modificar la configuración, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra Política de Cookies clique aquí
902 10 82 30 o si lo prefieres te
llamamos nosotros

En un juicio pueden intervenir varias personas dependiendo del tipo de procedimiento que sea (civil, penal, laboral etc.). Estas generalmente son:

Las partes

Son aquellas que inician el procedimiento judicial para que se resuelva su conflicto o controversia. Se denominará demandado/demandante en un procedimiento civil o denunciado/denunciante y querellado/querellante en los procesos penales.

Abogados y procuradores

Son los profesionales que intervienen en un juicio siempre que sea preceptivo (regulado). Pueden ser particulares de las partes o designados de forma gratuita en virtud del reconocimiento del derecho de asistencia jurídica gratuita.

Jueces

Son los funcionarios públicos encargados de resolver las controversias surgidas entre las partes y de emitir una resolución de obligado cumplimiento, juzgando y haciendo ejecutar lo juzgado.

Letrados de la Administración de Justicia

Son también funcionarios públicos y dirigen la Oficina Judicial y la ordenación de los procesos.

Fiscales

Dependen del Ministerio Fiscal de España y son un órgano con personalidad jurídica propia. Su función es promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad y del interés público. Podrán hacerlo de oficio o a petición de los interesados.

Peritos

Son los profesionales con conocimientos específicos sobre una materia (que el juez puede desconocer) y que le dan una información especializada y fundamentada con el fin de ayudarle a tomar una decisión. Pueden ser nombrados por el propio juez o propuestos por las partes. Pueden ser, por ejemplo, médicos, peritos de vehículos, o arquitectos.

Traductores e intérpretes judiciales

Intervienen cuando se deban realizar traducciones e interpretaciones juradas, como por ejemplo cuando un denunciado no conoce el idioma por ser extranjero.

Testigos

Son las personas propuestas por las partes para que declaren ante el juez por unos hechos que conocen y que son considerados relevantes para la resolución del asunto objeto de controversia. Dicha declaración recibe el nombre de testimonio.

Jurado

Son los ciudadanos que valoran lo sucedido en el proceso y emiten un veredicto. Son personas que no tienen conocimientos de derecho. Es el juez el que dictará la sentencia.

 

También te puede interesar:

Un abogado puede renunciar representar a su cliente

El abogado tiene plena libertad para aceptar o rechazar un asunto sin justificar su decisión.

Ley de Protección de Testigos y Peritos en causas criminales

La Ley de Protección a Testigos y Peritos en Causas Criminales regula medidas para cumplir con el deber constitucional de colaborar con la justicia.

Seguro de Defensa Jurídica para la familia

Deja los problemas legales en manos de tu abogado y disfruta de tu familia con total tranquilidad