ARAG utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, sin modificar la configuración, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra Política de Cookies clique aquí
902 10 82 30 o si lo prefieres te
llamamos nosotros

Según el Código de Deontología de la Abogacía Española, el abogado tiene plena libertad para aceptar o rechazar un asunto sin justificar su decisión. Una vez aceptado el encargo, el abogado puede cesar en su intervención si surgen discrepancias con el cliente o cuando se den circunstancias que afecten a su libertad e independencia en la defensa.


El letrado tiene que realizar los actos necesarios para evitar la indefensión del cliente en el caso de renuncia poniéndolo en conocimiento de colegio de abogados o del juzgado para que el cliente pueda recurrir a los servicios de otro profesional. Tampoco puede aceptar encargos contrapuestos con los intereses de otro cliente al que haya defendido o que esté defendiendo en la actualidad.

 

También te puede interesar:

¿Quién interviene en un juicio?

Partes interventoras en un juicio dependiendo del procedimiento

Diferencias entre demanda, denuncia y querella

Demanda, Denuncia y Querella, sinónimos que realmente desde el punto de vista jurídico hay diferencias entre ellas.

Seguro de Defensa Jurídica para la familia

Deja los problemas legales en manos de tu abogado y disfruta de tu familia con total tranquilidad