ARAG utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, sin modificar la configuración, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra Política de Cookies clique aquí
902 10 82 30 o si lo prefieres te
llamamos nosotros

Conducir bajo los efectos puede salir muy caro. Te explicamos cuáles son las tasas máximas permitidas y las sanciones que conlleva sobrepasarlas.

¿Cuándo puedo dar positivo en un control de alcoholemia?

El Reglamento General de Circulación establece que no se puede circular con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro o de alcohol en aire superior a 0,25 miligramos por litro.

Pese a ello, la tasa aplicable en un control de alcoholemia dependerá tanto del tipo de vehículo como de los años de experiencia del conductor. Existen estas dos excepciones:


1) Según el tipo de vehículo:

La tasa de alcohol en sangre superior a 0,3 gramos por litro, o de alcohol en aire superior a 0,15 miligramos por litro se aplicará a…

  • Vehículos destinados al transporte de mercancías con una masa máxima autorizada superior a 3.500 kg
  • Vehículos destinados al transporte de viajeros de más de nueve plazas o de servicio público
  • Transporte escolar y de menores
  • Transportes de mercancías peligrosas
  • Transportes de servicio de urgencia
  • Transportes especiales


2) Según la experiencia del conductor:

Los conductores con menos de dos años de experiencia en el permiso de conducción también tienen limitada la tasa de alcohol en sangre a 0,3 gramos por litro y de alcohol en aire a 0,15 miligramos por litro.

¿Qué sanción nos pueden imponer si superamos la tasa máxima permitida?

El importe de la sanción y la retirada de puntos dependerán de la tasa que se dé en el control de alcoholemia.

  • Sanción de 500 euros y retirada de 4 puntos del permiso de conducción --> Si no se llega superar el doble la tasa máxima de alcohol permitida.
  • Sanción de 1000 euros y retirada de 6 puntos del permiso de conducción --> Si se supera la tasa de alcohol más del doble de lo permitido.
  • Multa de 1000 euros --> Para quien, sin superar la tasa el doble de lo permitido, ya hubiera sido sancionado en el año inmediatamente anterior por exceder la tasa de alcohol permitida.

Cabe recordar que estas multas gozan de un 50% de bonificación en caso de pronto pago.


Tasa superior a 0,60 miligramos: delito contra la seguridad Vial

Por último decir que si el conductor circula bajo la influencia del alcohol o con una tasa de alcohol en aire superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro, la infracción pasaría a calificarse como delito por el Código Penal y, en lugar de una multa, tendríamos un juicio por ser responsables de un presunto delito contra la seguridad vial.

En este caso las consecuencias son más graves. Se prevé pena de prisión de tres a seis meses, multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días. Además, en cualquier caso, se privaría al infractor de conducir vehículos a motor entre uno y cuatro años.