Un asegurado se puso en contacto con ARAG para pedir que defendieran sus derechos ante un vecino que vivía en el piso superior a su vivienda. Éste era un tanto conflictivo y ya había tenido problemas con el asegurado con anterioridad.

En esta ocasión, el vecino lanzó una colilla encendida al toldo del asegurado, causando una quemadura. ARAG solicitó al asegurado fotografías de la quemadura, así como presupuesto de la reparación del mismo. Una vez recibida toda la documentación la remitió a la compañía de seguros del hogar del citado vecino quien, después de revisarla, se puso en contacto con el asegurado solicitándole su número de cuenta para realizarle un ingreso por el total del importe de la reparación.

 

También te puede interesar:

Robar el wifi del vecino puede salir caro

Con ARAG podrás conocer las recomendaciones para que tu wifi no sea usurpado.

Actos vandálicos que su seguro no quería asumir

Te mostramos como resolvemos un caso de acto vandálico en el que el seguro no quería intervenir.

Ruido: el eterno problema con los vecinos

En ARAG te damos unos consejos para evitar problemas con el ruidos y los vecinos.