ARAG utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, sin modificar la configuración, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra Política de Cookies clique aquí
902 10 82 30 o si lo prefieres te
llamamos nosotros

Un buen día llegas al trabajo y tu jefe te dice que “no vuelvas más”, sin comunicarte el despido por escrito. ¿Es válido este tipo el despido verbal? ¿Tienes derecho a reclamar?

Lo primero que debes saber sobre el despido verbal

Para empezar, el Estatuto de los Trabajadores obliga a las empresas a comunicar a sus trabajadores el despido de forma escrita, ya que es fundamental que todo trabajador conozca:

  • Los motivos por los que se ha tomado la decisión de que la empresa dé por finalizada la relación laboral.
  • La fecha en la que se hace efectivo el despido.

Cómo dirigirte a la empresa si no te comunica el despido por escrito

En el supuesto de que la empresa no te comunique el despido por escrito, será el propio trabajador despedido quien debe acreditarlo. A título de ejemplo, la forma de probarlo podría ser:

  • Dirigiéndote a la empresa acompañado, para que el empresario confirme el despido en presencia de testigos.
  • Enviando a la empresa un requerimiento fehaciente, como por ejemplo un telegrama o burofax con acuse de recibo, para que así el empresario se pronuncie manteniendo o no la decisión de despedirte.

Pasos para reclamar un despido verbal

1. Tener conocimiento de que se trata de un despido improcedente

También debes saber que si la empresa decide comunicarte de palabra que prescinden de tus servicios estarás ante un despido que, probablemente, será calificado jurídicamente como un despido improcedente, ya que no existe una causa legal y justificada por la que se haya tomado la decisión de dar por finalizada tu relación laboral.

2. Impugnar tu despido a través de un escrito de reclamación

Por lo tanto, si te encuentras ante este supuesto es aconsejable reclamar tus derechos, impugnando tu despido a través de un escrito de reclamación dirigido a los servicios de mediación, arbitraje y conciliación y dentro del plazo de los 20 días hábiles siguientes que contempla nuestra normativa laboral.

Tus derechos si se confirma el despido improcedente

Si se confirma que no hay causa legal para despedirte, la empresa te tendrá que readmitir en tu puesto de trabajo y en las mismas condiciones, o bien te tendrá que pagar la correspondiente indemnización legal prevista para los supuestos de despido improcedente que, en la actualidad, está fijada en el pago de una indemnización de 33 días de salario por año trabajado en la empresa, prorrateándose por meses los periodos inferiores a un año, hasta un máximo de 24 mensualidades.

Además, también debes conocer que la opción entre readmitirte o pagarte la referida indemnización legal le corresponderá siempre a la empresa y no al trabajador despedido, y sólo tú como trabajador afectado tendrás derecho a escoger si optas porque te readmitan en la empresa o por cobrar la indemnización prevista por ley, si eres delegado sindical o representante de los trabajadores.

 

También te puede interesar:

Permisos retribuidos que pueden solicitar los trabajadores

Como trabajador puedes pedir a tu empresa permisos para no ir a trabajar sin dejar de recibir tu sueldo. Te contamos los más comunes y cómo solicitarlos.

Tu empresa puede leer tus mensajes de Whatsapp

Tu empresa puedes controlar tus mensajes de Whatsapp, legalmente es posible.

Seguro de Defensa Jurídica para la familia

Deja los problemas legales en manos de tu abogado y disfruta de tu familia con total tranquilidad.