El permiso por paternidad es una prestación económica a cargo de la Seguridad Social, que se reconoce a los trabajadores que suspenden el contrato de trabajo o cesan en la actividad que realizan durante los días establecidos por Ley, con motivo del nacimiento de un hijo, adopción o guarda con fines de adopción o acogimiento.

Con la publicación en el BOE de los Presupuestos Generales del Estado para el 2018, los padres que tengan un hijo a partir del 5 de julio podrán disfrutar de una semana más del permiso de paternidad, pues pasa de 4 a 5 semanas.

Esto implica que los padres cuyos hijos hayan nacido a partir del día 5 de julio podrán beneficiarse de este cambio, pero no los que hayan sido padres antes de esta fecha, aunque lo hayan sido durante el 2018.

El disfrute de este periodo de 5 semanas será ininterrumpido, salvo la última semana, que si existe previo acuerdo entre el empresario y trabajador podrá disfrutarse de forma independiente en otro momento, dentro de los nueve meses siguientes a la fecha de nacimiento del hijo.

El permiso por paternidad consiste en una prestación económica a cargo de la Seguridad Social que se reconoce a los trabajadores que suspenden el contrato de trabajo o cesan en la actividad que realizan durante los días establecidos por Ley, con motivo del nacimiento de un hijo, adopción o guarda con fines de adopción o acogimiento

Más conciliación e igualdad

Con esta nueva medida, se pretende dar un paso más en la conciliación de la vida laboral y la vida familiar, con el objetivo de avanzar para conseguir, de forma gradual, la igualdad y la equiparación entre los permisos de maternidad y paternidad.

La ampliación del permiso a 5 semanas tenía que haber entrado en vigor el día 1 de enero del 2018, pero ha tenido que esperar a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y su posterior publicación en el BOE.