ARAG utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, sin modificar la configuración, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra Política de Cookies clique aquí
902 10 82 30 o si lo prefieres te
llamamos nosotros

A menudo oímos hablar de demanda, denuncia y querella como sinónimos cuando realmente desde el punto de vista jurídico hay diferencias entre ellas. Vamos a explicar algunas de las diferencias más importantes:

Las tres tienen en común que son formas de iniciar un procedimiento judicial pero la principal diferencia, es la vía judicial en la que se va a actuar. La demanda es una forma de inicio de un procedimiento judicial en la vía civil, mercantil o incluso laboral. En cambio, la denuncia y la querella son vías de inicio de un procedimiento judicial en la vía penal.

Denuncia

La denuncia consiste en la mera comunicación o declaración ante Autoridad, policía, Juez o Ministerio Fiscal, de la existencia de unos hechos que pueden ser delictivos. La denuncia se puede hacer por escrito o verbalmente ante un agente de la autoridad o funcionario (por ejemplo comisaría de policía), que recogerá la manifestación del relato detallado de los hechos denunciados. En estos casos, no es necesaria la intervención de abogado y procurador para interponerla.

Querella

La querella es el escrito presentado ante el Juzgado competente donde se comunican unos hechos que pueden ser delictivos, solicitándose la apertura de un procedimiento criminal y donde el que la querella será parte del procedimiento. En este caso es necesaria la intervención de abogado y procurador. El escrito de querella deberá contener ciertos requisitos formales que no se exigen con la denuncia: deberá expresar la identidad del querellante, la del querellado, descripción de los hechos, lugar y fecha, las diligencias que debe practicar el juzgado, la petición que se admita a trámite la querella y que se practiquen las diligencias solicitadas y la firma del querellante

Como ya hemos indicado, con la querella se manifiesta la intención de ser parte acusadora del procedimiento mientras que con la denuncia, no se adquiere esta condición de entrada, salvo que en un momento posterior del procedimiento se persone con abogado. La denuncia es una manera de colaborar con la Administración de Justicia ya que todo aquel que presencie la comisión de un delito público está obligado a denunciarlo e incluso hay personas que tienen un deber especial de denunciar, que son los que por razón de su cargo, profesión u oficio conozcan dichos hechos (por ejemplo, los profesionales de la salud).

Demanda

Por último, la demanda es también la petición formal y escrita presentada ante el Tribunal competente (civil, laboral o mercantil) en la que a partir de unos hechos que deben apoyarse en unos fundamentos de derecho o jurídicos, se motiva la pretensión o reclamación formulada. A título de ejemplo, la demanda civil sería la que se interpone en los conflictos entre particulares como en los supuestos de conflictos entre vecinos, asuntos de arrendamientos, herencias, etc.

 

También te puede interesar:

Diferencia entre daño material o patrimonial y daño moral

Desde un punto de vista jurídico esimportante distinguir lo que es el daño patrimonial del daño moral, aunque hay que tener en cuenta que un mismo hecho puede provocar sobre una misma persona daños de ambos tipos.

Diferencias entre voto nulo, voto en blanco y abstención

Conoce con ARAG las diferencias entre voto nulo, voto en blanco y abstención.

Denuncia el Ciberacoso

El Código Penal no recoge como tal el ciberacoso, pero es enmarcable dentro de distintos tipos penales, como el delito de coacciones.