Desde un punto de vista jurídico esimportante distinguir lo que es el daño patrimonial del daño moral, aunque hay que tener en cuenta que un mismo hecho puede provocar sobre una misma persona daños de ambos tipos.

Hay que partir de la base que, en términos generales, se entiende por daño, la lesión, agravio o menoscaboque sufre una persona en su patrimonio,en su ser físico o psicológico, o en sus derechos o facultades. Además, desdeun punto de vista legal, todo daño debe ser indemnizado económicamente.

Llegados a este punto, lajurisprudencia viene discutiendo si el resarcimiento o indemnización económicadebe ser entendida bajo una misma figura legal, o si por el contrario, se tratade dos elementos diferentes y que, porlo tanto, hay que diferenciar el pagaruna indemnización por los daños materiales y otra indemnización para compensarde alguna forma el perjuicio moral. En este sentido, y a pesar de la constantediscusión jurisprudencial, la doctrinamayoritaria es defensora de esta segunda tesis.

Por lo tanto, ¿qué se entiendepor daño patrimonial y moral?, ¿cómo se indemnizan?

  • El daño material o patrimoniales el menoscabo o detrimento que se produce en los bienes u objetos que formanparte del patrimonio de una persona. Éstos son susceptibles de una valoracióneconómica, a través de un baremo, factura, presupuesto o informe pericial. Porlo tanto, deben ser indemnizados según estas valoraciones que fácilmente puedecuantificar el perjuicio. Además, hay que tener en cuenta que el daño materiales un concepto bastante amplio, pues elreferido menoscabo incluye también lo que jurídicamente se conoce como “daño emergente” y “lucro cesante”. El primero hacereferencia a la pérdida o disminucióndel valor económico ya existente, es decir, se refiere al empobrecimiento de dicho patrimonio. Sinembargo, el segundo concepto implica unafrustración de las ventajas económicas esperadas y, por lo tanto, la pérdida deun enriquecimiento patrimonial.
  • El daño moral es unalimitación que sufre una persona y quetiene una afectación emocional, al basarse en un sufrimiento psíquico, en untrastorno psicológico. Por lo tanto, a diferencia del daño material resulta mucho más difícil de valorar económicamente cuál sería laindemnización que se debe pagar a la víctima del daño moral, por no existir hoy día en España un baremo o tablas destinadas a valorar “el precio deldolor”, como existe por ejemplo en Francia. Así pues, la cuantificación de laindemnización a pagar a la víctima que ha sufrido y reclama daños morales deberándejarse a la decisión de los Jueces y Tribunales, una vez examinadas laspruebas médicas aportadas en el procedimiento judicial y demostrado que el dañoes real y cierto.

En definitiva, el daño patrimonial se reintegra o se repara con dinero o con objetos intercambiables pordinero y el daño moral, por el contrario, no se satisface ni con dinero ni conotros bienes que puedan llegar a reponer el perjuicio sufrido, si bien ciertacantidad económica podrá servir como métodocompensatorio o, cuanto menos, paliativo del impacto emocional sufrido por lavíctima.

 

También te puede interesar:

Diferencias entre voto nulo, voto en blanco y abstención

Conoce con ARAG las diferencias entre voto nulo, voto en blanco y abstención.

Diferencias entre Exilio Político y Asilo Político o Diplomático

En ARAG te explicamos las diferencias entre Exilio Político y Asilo Político o Diplomatico.

Nuestra vida digital después de la muerte

Nuestra abogada Miriam Montero nos cuenta sobre la vida digital después de la muerte.