Según la DGT, más del 8% de los vehículos matriculados en España circulan sin seguro. ¿Estamos obligados a asegurar nuestro vehículo? ¿Nos pueden multar si no lo hacemos? ¿Y si tenemos un accidente contra alguien que no lo tiene? ¡Son muchas las dudas que nos asaltan sobre este tema!

¿Qué tipo de seguro es obligatorio para circular?

Para circular en nuestro país, es obligatorio contratar un seguro de Responsabilidad Civil o “seguro a terceros”, que nos permitirá cubrir los posibles daños que podamos ocasionar a otros. Este será el seguro mínimo que debemos contratar, pero además de la cobertura básica, se pueden ampliar las garantías para aumentar nuestra seguridad.

Más coberturas, ¡más seguridad!

Habitualmente, también se suelen incluir al seguro de vehículo coberturas como la de lunas, incendio o robo. Asimismo, también es muy común contratar la cobertura de daños propios (seguro a todo riesgo). Esta cobertura incluye los daños que pueda sufrir nuestro vehículo cuando no hay un tercero responsable o conocido y nos puede proteger ante situaciones como darle un golpe al coche contra una columna del parking mientras aparcamos. Cuantas más garantías añadamos a nuestro seguro, más aumentará su precio, pero en cuestión de seguridad es recomendable no escatimar.

Sanciones por no tener el seguro obligatorio de vehículo

Si un policía de control de tráfico nos para y no tenemos el seguro obligatorio de vehículo nos prohibirá circular e incluso puede llegar a precintar nuestro vehículo hasta que contratemos el seguro obligatorio. Lo más común es que nos multe, en caso de conducir un turismo, con 1.500 euros, aunque contaremos con un descuento del 50% si pagamos la cantidad durante los 20 días siguientes a la notificación.

Pese a ello, la sanción puede llegar hasta 3.005 euros según las características del vehículo, si estaba circulando o no, o el perjuicio causado.

¿Quién paga si recibimos un golpe de un vehículo que no tiene seguro?

Cuando tenemos un accidente contra un vehículo que no tiene seguro, el Consorcio de Compensación de Seguros se hará cargo de la reparación y de la indemnización por las lesiones sufridas. Una vez se haya hecho cargo, el Consorcio podrá repercutir el importe que haya tenido que abonar contra el propietario del vehículo que carecía de seguro.

¿Puedo ahorrarme parte del seguro si doy de baja mi coche?

¿Hay alguna posibilidad de ahorrarse parte de la prima del seguro al dar de baja un vehículo o venderlo? Legalmente, la aseguradora no está obligada a devolvernos la parte proporcional de la prima no consumida. Pese a ello, podría ser que la aseguradora, a nivel comercial, quiera reservar la parte de prima no consumida para la contratación de un nuevo seguro, aunque no está obligada por ley.

Nuevos seguros adaptados a las necesidades de los conductores

Las necesidades de los conductores han traído consigo nuevas opciones para los seguros, como la contratación de un seguro por días o meses, en vez de un seguro anual. ¡Son una muy buena opción para conductores ocasionales!