ARAG utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, sin modificar la configuración, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra Política de Cookies clique aquí
902 10 82 30 o si lo prefieres te
llamamos nosotros

La gran mayoría de los vehículos que circulan por nuestro país, están obligados a pasar la ITV. La periodicidad de la inspección dependerá del tipo de vehículo, su antigüedad y el uso al que se destina. Además, pasarla en los plazos previstos legalmente, es obligatorio para todos los vehículos dados de alta, se utilicen o no. Circular con el automóvil sin haber pasado la correspondiente inspección técnica puede resultar peligroso y, además, también nos puede salir caro.

Las sanciones por circular sin la ITV varían en función de la infracción que se cometa:

Conducir con la ITV caducada

Conducir con la ITV caducada supone una multa de 200 euros. El plazo para pasar la ITV termina el mismo día que caduca (no durante todo el mes de caducidad). Tráfico actualmente controla los vehículos que circulan con la ITV caducada a través de lectores de matrícula. Las estaciones de ITV informan automáticamente de los vehículos que pasan el control de la ITV.

Vehículo que incumpla las condiciones técnicas

Circular con un vehículo que incumpla las condiciones técnicas que afecten gravemente a la seguridad vial, supone una multa de 500 euros. En este caso el vehículo no podrá circular por vías públicas ni al taller, si no es con una grúa.

Inspección técnica ha sido desfavorable

Circular con el vehículo cuando la inspección técnica ha sido desfavorable supone una multa de 200 euros. En este caso la estación de la ITV concederá a su titular para subsanar los defectos observados un plazo inferior a 2 meses. El propietario del vehículo será directamente responsable de su reparación, quedando el vehículo inhabilitado para circular por vías públicas, con la excepción del traslado al taller para la regularización de los defectos y la vuelta a la estación ITV para nueva inspección.

Si el coche no se presenta en el centro en el plazo de dos meses, la matrícula es comunicada a Tráfico, la cual avisa al propietario de que si no acredita que ha subsanado el defecto o pasado la ITV, tramitará la baja del vehículo.

Ninguna de las sanciones anteriores comportará la pérdida de puntos del carnet.

 

También te puede interesar:

Información útil sobre el carnet por puntos

Conoce con ARAG información de utilidad del carnet por puntos.

Nueva normativa para llevar niños en coche

La nueva normativa del Código de Circulación implica unas características especiales para viajar con niños.

Consecuencias de conducir sin seguro obligatorio

Conoce las consecuencias de conducir sin seguro obligatorio con ARAG