ARAG utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, sin modificar la configuración, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra Política de Cookies clique aquí
902 10 82 30 o si lo prefieres te
llamamos nosotros

El pasado 25 de octubre, un juzgado de Valladolid estimó el derecho de un ciudadano a ser indemnizado por los problemas de emisión de gases de su vehículo Audi ‘Grupo Volkswagen’.
El juzgado condenó al fabricante al pago de una indemnización que supone el 10% del importe total de la compraventa del vehículo. Asimismo, también condenó a que se le reparase el vehículo y se abonaran las costas del juicio.

¿Cómo saber si mi vehículo Volkswagen, Audi o Skoda está afectado?

Desde que se tuvo conocimiento de que vehículos de la marca Volkswagen, Audi y Skoda afectados por motor diésel EA 189 presentaban un dispositivo electrónico que causaba el falseamiento de los datos de emisiones contaminantes a la atmósfera, tanto los fabricantes como las Administraciones Públicas, efectuaron comunicados de prensa donde marcaron pautas de actuación para los posibles afectados, así como canales de reclamación. Además, los fabricantes habilitaron en su página web un apartado en que los ciudadanos pueden consultar, a través del número de bastidor, si su vehículo se encuentra entre los afectados.

Tips para reclamar si mi Volkswagen está afectado

1. Presentar una reclamación escrita donde compraste el vehículo (concesionario) dirigida al vendedor.

2. En caso de ya no existir el concesionario, reclamar directamente al fabricante.

3. Siempre es más recomendable procurar llegar a una mediación o acuerdo extrajudicial.

4. Cuando el concesionario te plantee la posibilidad de reparar la deficiencia de tu vehículo, NUNCA debes renunciar a la posibilidad de retomar acciones judiciales posteriores.

5. Si el concesionario se niega a reparar tu vehículo, siempre queda abierta la vía judicial de obligado cumplimiento. Lógicamente antes de acudir a la vía judicial, se va a valorar la viabilidad de la reclamación, pues se barajan múltiples argumentos para la dirección técnica de casa caso:

  • Reclamar una responsabilidad de vicios ocultos del vendedor al consumidor, pudiendo solicitar algún tipo de contraprestación.
  • Promover la reclamación como un incumplimiento contractual, pues precisamente el consumidor elige comprar ese vehículo por sus prestaciones y publicidad.
  • Puede quedar latente que se ha engañado al comprador, ya que éste creía que adquiría un vehículo respetuoso con el medio ambiente y se ha demostrado todo lo contrario, quedando totalmente defraudadas sus expectativas, acción merecedora de una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

Recomendación de los expertos de ARAG

Esta noticia abre una cierta luz a los ciudadanos que se vean en la misma situación. Desde ARAG, recomendamos para estos casos contratar abogados especialistas que nos orienten. Por supuesto tenemos que ser conscientes de que, en el momento que acudamos a la vía judicial, haremos valer nuestros derechos pero que, en todo caso, la última palabra la tiene el Juez competente y podemos encontrarnos con sentencias judiciales de muy diversa índole.

También te puede interesar

La DGT da la posibilidad de recibir notificaciones de multas online

Desde el pasado 2 de octubre, ya podemos recibir las multas u otras notificaciones administrativas de la DGT a través de correo electrónico o SMS. ¿Quieres saber más?

Wallapop, Airbnb y otras apps por las que debemos pagar impuestos

Cada vez usamos más apps para ventas de segunda mano (Wallapop), alquilar nuestra casa (Airbnb) o compartir coche (Blablacar). ¿Debemos tributar a Hacienda?

Seguro de Defensa Jurídica para la familia

Deja los problemas legales en manos de tu abogado y disfruta de tu familia con total tranquilidad.