Ir una fiesta, al gimnasio, viajar... Existen muchas dudas en cuanto a las actividades que podemos hacer o no durante una de baja laboral. Tenemos que tener en cuenta que todo dependerá de las circunstancias y del tratamiento a seguir en cada caso. ¡Lo principal es recuperarse!

Lo qué dice la normativa laboral

Aunque la normativa laboral no es muy explícita sobre lo que está permitido o prohibido hacer durante la baja laboral de un trabajador por cuestiones de salud, hay algunas consideraciones globales que vale la pena conocer.

Si estás de baja y te preocupa estar haciendo lo correcto, debes saber que todo dependerá del tipo de lesión o enfermedad que tengas y de las particularidades de tu caso. En ese sentido, no será lo mismo una pierna rota que una infección respiratoria, una enfermedad de larga duración o una depresión.

Ante todo, si estás de baja, lo lógico es que no actúes como si no lo estuvieras. Esto podría acarrearte problemas ante el juez, que entendería que si sigues con tu día a día de manera normal, no existirían razones de peso que te impidieran trabajar. Por lo tanto, tienes la obligación de actuar de forma prudente y honesta para favorecer tu recuperación.

Qué actividades puedo realizar estando de baja

Hay actividades que pueden estar recomendadas en las bajas por cuestiones psicológicas, pero que deben evitarse cuando hay lesiones físicas. Es el caso, por ejemplo, de las actividades de carácter lúdico. Resolvemos cómo actuar ante las más habituales:

Viajar

Si estás de baja por una lesión física, no es recomendable hacerlo, ya que probablemente los médicos te aconsejarán guardar reposo. En el caso de no poder trabajar por cuestiones psicológicas, actividades como viajar pueden ser incluso beneficiosas para tu recuperación, por lo que no debería haber ningún problema.

Cambiarse de residencia

Si durante tu baja quieres es cambiar tu residencia, por ejemplo a otra ciudad, es imprescindible que lo solicites previamente a tu médico.

Hacer deporte

Obviamente, no debes realizar ninguna actividad física si tu lesión te lo impide o puede empeorarla. En cambio, hacer deporte en algunas bajas por razones psicológicas puede estar aconsejado por los propios médicos.

Examinarse

Si tu incapacidad temporal no te impide salir de casa, puedes realizar, sin miedo, cualquier tipo de examen que no exija un esfuerzo físico. Eso incluiría, por ejemplo, la prueba teórica del carné de conducir, oposiciones, certificaciones de idiomas o titulaciones universitarias.

Acudir a una fiesta o a una cena

Lógicamente, no es lo mismo asistir a un festival de música o a una discoteca, que acudir a un concierto tranquilo o a una cena entre amigos. En el primer caso, excepto que estés de baja por depresión o estrés y el médico te haya recomendado realizar actividades de este tipo para contribuir a tu recuperación, es mejor evitarlo. No obstante, no hay problema en salir a cenar o tomar algo.

Pasear por la calle

Si no sufres algún tipo de patología o lesión que te impida salir a la calle, puedes pasear sin inconvenientes. Eso sí, yendo siempre con el mayor cuidado posible y tomando las precauciones pertinentes para que la recuperación no empeore.

Hacer la compra

Del mismo modo, si tu incapacidad temporal no te imposibilita desplazarte o coger peso, no debes preocuparte por ir a hacer la compra.

Ante la duda, consulta siempre a tu médico

Ante cualquier duda, es importante preguntarle siempre a tu médico. Él es quien mejor sabrá qué actividades pueden beneficiarte o perjudicarte.

Igualmente, debes acudir a las citas médicas que determinen los doctores y las mutuas colaboradoras y seguir en todo momento el tratamiento indicado. No hacerlo puede implicar la suspensión cautelar de la baja.