Debido al estado de alarma, el Gobierno español ha aprobado la posibilidad de que las empresas puedan iniciar un ERTE. ¿Qué significa está medida? ¿Cómo afecta a los trabajadores? ¿Se puede reclamar de algún modo? Te lo explicamos en este artículo.

Definición y significado de ERTE

ERTE significa Expediente de Regulación de Empleo Temporal y es aquella medida tomada por las empresas cuando, por motivos justificados (económicos, técnicos, organizativos o de producción), decide suspender o reducir temporalmente los contratos de sus trabajadores. Esto quiere decir que los empleados, de manera temporal, o dejan de trabajar o trabajan menos horas.

Cómo y cuándo puede una empresa solicitar un ERTE

Todas aquellas empresas cuya actividad económica esté incluida en el anexo del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma, y por tanto se ven obligadas a dejar de prestar servicios y cerrar sus puertas temporalmente, podrán iniciar un ERTE por fuerza mayor.

De la misma forma, todas las empresas que no estén incluidas dentro de dicho listado, pero se vean directamente afectadas por la situación de alarma nacional y deban suspender la actividad o reducir las jornadas de sus trabajadores, podrán presentar frente a la autoridad laboral competente la solicitud de ERTE. Deberá ser por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, alegando en cada caso la concurrencia de pérdida de actividad derivada del COVID-19.

Si el ERTE presentado por la empresa es finalmente aprobado por la autoridad laboral, la empresa no deberá abonar las cotizaciones de sus trabajadores, aunque ese período sí que se entenderá cotizado de cara al trabajador.

Derechos de los trabajadores en un ERTE

Por lo que respecta a los trabajadores, se reconocen unos derechos especiales para todos aquellos que sean incluidos en un ERTE por fuerza mayor por motivo del COVID-19. Así:

  • Todos los trabajadores tendrán derecho a desempleo, aunque no tengan la cotización mínima.
  • El tiempo que se esté cobrando el paro por este motivo no se descontará del paro que el trabajador tenga previamente acumulado.

¿Qué debo hacer si mi empresa me ha incluido en un ERTE?

La empresa deberá comunicar a todos los trabajadores por escrito que han sido incluidos en un ERTE, deberá indicar los motivos del mismo y añadir, como mínimo, la fecha de inicio. Una vez el ERTE esté aprobado por la autoridad laboral, los trabajadores podrán solicitar de forma telemática el cobro de la prestación por desempleo . La cuantía a cobrar por desempleo será del 70% de la base reguladora durante los primeros seis meses y del 50% a partir de ese momento.

¿Si estoy de baja, me pueden incluir en un ERTE?

No, siempre y cuando el trabajador esté de baja por incapacidad temporal con anterioridad al inicio del ERTE. Durante la incapacidad temporal, la relación laboral está suspendida y, por lo tanto, no puede ser incluido dentro del ERTE temporal de suspensión. Ahora bien, sí que se le podrá incluir en el momento que le den el alta por incapacidad temporal.