¿Quieres más información sobre la Declaración de la Renta 2017?

¡Mira nuestros artículos!

Cuando llega el momento de presentar la declaración de la renta, los ciudadanos debemos recopilar toda la información necesaria para realizarla. La documentación que tendremos que presentar dependerá de la actividad profesional que desarrollamos, de los rendimientos que hemos obtenido en un año o de las propiedades que tenemos a nuestro nombre.

Documentación personal a presentar

Hacienda necesita comprobar una serie de datos para poder realizar los trámites para la declaración, por lo tanto tendremos que aportar los siguientes documentos:

  • Nuestro DNI original y una fotocopia de todas aquellas personas que aparezcan en la declaración.
  • Una autorización para poder hacer la declaración en nombre de otro declarante y la fotocopia de su DNI.
  • Las referencias catastrales, tanto de los inmuebles de nuestra propiedad como de los que vivamos de alquiler u otras situaciones.
  • Un número de cuenta bancaria (IBAN).
Documentación sobre la actividad realizada

Justificante de los rendimientos percibidos

Documentación relativa al despido

En caso de despido, deberemos entregar la información de la indemnización y del tipo de despido.

Rendimientos de actividades económicas

Si somos autónomos en estimación objetiva deberemos aportar todos aquellos documentos que acrediten los parámetros utilizados para el cálculo de los módulos: número de empleados, consumo eléctrico, superficie del local…

Justificantes de subvenciones

En el caso de una ganancia patrimonial por haber recibido alguna subvención, deberemos entregar el justificante de la misma.

Donativos y seguro del hogar

En caso de tener contratado un seguro del hogar o haber realizado algún donativo deberemos aportar justificantes y recibos.

Certificados de ingresos

Si trabajamos por cuenta ajena deberemos aportar el certificado de ingresos emitido por nuestra empresa (rendimientos del trabajo).

Rendimientos de capital inmobiliario

Si recibimos rentas por propiedades alquiladas, tendremos que aportar información de los ingresos y justificantes de los gastos deducibles (facturas, impuestos, contrato etc.). También deberemos aportar el NIF del arrendador. Si hemos obtenido rendimientos de capital mobiliario, como por ejemplo intereses bancarios, deberemos aportar certificados bancarios, de empresas, recibos de gastos, etc.

Ganancias o pérdidas patrimoniales

Si durante este periodo recibimos alguna ganancia o pérdida patrimonial por la venta de algún inmueble deberemos aportar las escrituras de la compra y de la venta. De ahí saldrán las fechas de adquisición y de transmisión del bien. Además, también serán necesarios los recibos y facturas que acrediten los gastos deducibles.

Certificado de Cláusula suelo

Si durante el año declarado hemos recibido una devolución del banco en concepto de intereses por la cláusula suelo, deberemos aportar el certificado emitido por la entidad bancaria donde se indica el importe devuelto, así como las declaraciones no prescritas donde se incluyó la deducción de la hipoteca.

¡Consejo! Guarda la documentación

 

Es importante saber que existe un plazo de 4 años de prescripción para los impuestos, por lo que es necesario que guardemos estos documentos durante este periodo de tiempo por si Hacienda nos pide alguna explicación.